margen-utilidad

En mundo del comercio, sea de bienes o servicios, existen términos y cálculos que pueden ser muy convenientes tanto para conocer el rendimiento  del negocio como para tomar decisiones relevantes. A continuación, daremos a conocer lo referente al margen de utilidad y cómo puede aprovecharse la información que entrega.

 

Definiciones y modo de cálculo

 

  • Utilidad. Resultado de la inversión efectuada por la empresa. Es decir, diferencia entre el precio de venta (sin IVA) y los costos  involucrados junto a gastos de administración de la empresa. Podemos conocerlo, para un producto específico, efectuando una simple operación aritmética como:

Utilidad ($) = Precio de Venta – Precio de Compra (o Costos de Venta)

Ahora, si queremos conocer el resultado para todo el negocio, debemos considerar ingresos y gastos totales:

Utilidad ($) = Ingreso Total – Costos (Gastos) Totales

  • Margen de utilidad. Indica la rentabilidad de un producto, servicio o negocio y es expresado como un porcentaje. Así, mientras más alto sea este valor, mejor se encuentra económicamente la empresa. Para su cálculo, es necesario efectuar la operación:
    Luego, para llevarlo al término global de la empresa o negocio, basta con consignar los valores totales del negocio:

    Es necesario aclarar que no existe solo un tipo de margen de utilidad. Sin embargo, hablaremos de (a lo menos) dos de ellos:

    • Margen de Utilidad Bruto. Aplica a lo referente a bienes, considerando la venta y únicamente costo de compra/fabricación de ese artículo para determinar la utilidad.
    • Margen de Utilidad Neta. Expresa la rentabilidad de todo el negocio considerando, además de las ventas y costo de compra/fabricación, todos los demás gastos asociados a la comercialización y administración de la empresa.

De igual forma, podemos identificarlo además como margen sobre el costo y margen sobre las ventas, siendo este último el explicado anteriormente. Dejaremos para un post siguiente un mayor detalle y diferencias entre ambos.

 

Ejemplo

 

Dos empresas, ambas dedicadas a la comercialización de bicicletas, maneja la siguiente información para sus productos:

Empresa A Empresa B
Precio de venta (u) 80.000 85.000
Costo de compra (u) 38.000 38.000

 

Además, se sabe que (para un mes en específico) maneja los siguientes montos aproximados:

Empresa A Empresa B
Gastos de comercialización 40.000 38.000
Gastos de administración 28.000 20.000
Gasto por Remuneraciones 290.000 420.000
Unidades vendidas 12 10

 

Hagamos los cálculos necesarios:

Empresa A

Venta Total = Precio de venta × Unidades vendidas
70.000 × 12 = 840.000

Costo Total: Costo de compra × Unidades vendidas
38.000 × 12 = 456.000

Utilidad Bruta: Venta Total – Costo Total
840.000 – 456.000 = 384.000

Margen Bruto: (Utilidad Bruta ÷ Venta Total) × 100
(384.000 ÷ 840.000) × 100 = 45,7%

Utilidad Neta: Utilidad Bruta – Otros costos (gastos)
384.000 – 40.000 – 28.000 – 290.000 = 26.000

Margen Neto: (Utilidad Neta ÷ Venta Total) × 100
(26.000 ÷ 840.000) × 100 = 3,1%

 

Empresa B

Venta Total: Precio de venta × Unidades vendidas
85.000 × 10 = 850.000

Costo Total: Costo de compra × Unidades vendidas
38.000 × 10 = 380.000

Utilidad Bruta: Venta Total – Costo Total
850.000 – 380.000 = 470.000

Margen Bruto: (Utilidad Bruta ÷ Venta Total) × 100
(470.000 ÷ 850.000) × 100 = 55,3%

Utilidad Neta: Utilidad Bruta – Otros costos (gastos)
470.000 – 38.000 – 20.000 – 420.000 = -8.000

Margen Neto: (Utilidad Neta ÷ Venta Total) × 100
(-8.000 ÷ 850.000) × 100 = -0,9%

Veamos los resultados comparados:

Empresa A Empresa B
Venta Total 840.000 850.000
Costo Total (456.000) (380.000)
Utilidad (Pérdida) Bruta 384.000 470.000
Margen Bruto 45,7% 55,3%
Gastos de comercialización (40.000) (38.000)
Gastos de administración (28.000) (20.000)
Gasto por Remuneraciones (290.000) (420.000)
Utilidad (Pérdida) Neta 26.000 -8.000
Margen Neto 3,1% -0,9%

 

Como se puede apreciar, es posible tener ganancia o pérdida en el negocio. La empresa B refleja un rendimiento negativo, por lo cual (si considera la operación de toda la empresa) está gastando más de lo que gana.

Margen de utilidad

Ahora, por qué es importante conocer esta información? Simplemente porque sin ella, no es posible saber cómo realmente está funcionando el negocio y qué ajustes son precisos para, en consecuencia, potenciarlo o recuperarlo económicamente cuando los resultados no le permiten sobrevivir al mercado. Esto, sin mencionar análisis estadísticos y comparativos que pueden manejarse para conocer la evolución en el tiempo con relación a hitos de mercado o en la vida de la empresa, ya que el aumento de los ingresos no siempre arrastra una mayor rentabilidad. Cuando una empresa es consciente de cuál es su margen de utilidad, está en una mejor posición para controlar los costos y poder planificar.

Para un análisis en detalle sobre el rendimiento de tu negocio o línea de productos en específico y establecer un plan estratégico o presupuestario que mejore su resultado, no dudes en contactarnos.